Con Lula se reactiva la Alianza Estratégica Brasil - Argentina

Presentamos la Declaración Conjunta firmada entre Argentina y Brasil, con motivo de la visita oficial a la República Argentina del presidente de la República Federativa del Brasil, Lula da Silva. Afirmaron que van a profundizar acuerdos para incrementar la relación bilateral entre los países. También buscarán articular una etsrategia común que potencie el mercado regional. 


24 de enero de 2023

Reunidos en Buenos Aires, ambos Presidentes reafirmaron la alianza estratégica entre la República Argentina y la República Federativa del Brasil, repasaron el amplio espectro de la relación bilateral y evaluaron el estado de implementación de los compromisos existentes.

En ese marco, reiteraron su intención de profundizar e intensificar el diálogo bilateral en todos los ámbitos de la relación y los asuntos de importancia regional y global; y, con el objetivo de impulsar y fortalecer las positivas e históricas relaciones bilaterales entre ambos países, acordaron suscribir la siguiente Declaración Conjunta Presidencial.

Los Jefes de Estado reafirmaron su compromiso con el fortalecimiento de la democracia y la necesidad de implementar modelos de desarrollo basados en las capacidades productivas y científico-tecnológicas, en la sostenibilidad, en la agregación de valor y en la generación de empleo inclusivo, de calidad y con derechos, como condiciones para mejorar la vida de la población de ambos países.

Ratificaron su convicción de que la democracia, el pluralismo y el respeto de los derechos humanos y las libertades individuales constituyen factores de progreso, prosperidad y paz social. Resaltaron el insustituible rol que las instituciones judiciales poseen en sus ordenamientos constitucionales como garantía de los derechos de las personas frente a las persecuciones por razones políticas y el lawfare. Destacaron que los sistemas republicanos de gobierno necesitan que las instituciones judiciales mantengan su independencia e imparcialidad frente a los intereses económicos, políticos y mediáticos.

Manifestaron preocupación por los efectos criminales de la desinformación, la radicalización política y las amenazas al estado democrático de derecho. Acordaron la necesidad de ampliar la cooperación y coordinación bilateral para avanzar en el combate a la desinformación y los contenidos ilícitos en Internet.

Se comprometieron a sostener la promoción y protección de los derechos humanos y reiteraron la voluntad de sus Gobiernos con la defensa de los principios de universalidad, indivisibilidad e interdependencia de los derechos humanos, tanto de los derechos civiles y políticos como de los derechos económicos, sociales y culturales.

Ratificaron el carácter estratégico de la relación bilateral, a la que ambos países consideran como una política de Estado con impacto en el proceso de desarrollo económico y social de la región. Manifestaron su voluntad de relanzar y profundizar el diálogo bilateral en todos los ámbitos a fin de retomar el camino de convergencias en el relacionamiento bilateral, regional y multilateral.

Ratificaron la prioridad que el MERCOSUR tiene en la política exterior de ambos países y reconocieron la necesidad de potenciar su agenda interna para profundizar la integración política y económica y fortalecer las cadenas regionales de valor, con la participación activa de todos los socios del bloque y del sector productivo, para generar condiciones de vida dignas a través de mayor producción y empleo de calidad en la región, así como de contribuir al desarrollo sostenible de nuestros países.

Con estos objetivos, los Presidentes instruyeron a sus ministros para trabajar en la articulación de una estrategia común que potencie el mercado regional. La profundización de la integración productiva, la dinamización y fluidez del comercio y el desarrollo de las capacidades científico tecnológicas permitirán a los países del bloque aprovechar la reconfiguración de las cadenas globales de valor con nuevos criterios productivos y distributivos, compatibles con un proceso de desarrollo sostenible.

En el plano bilateral, destacaron el interés en profundizar los acuerdos para incrementar la relación bilateral y, a tal fin, acordaron avanzar en la elaboración de un “Plan de Acción de Relanzamiento de la Alianza Estratégica Brasil-Argentina” con objetivos específicos para promover la integración en temas estratégicos para la relación bilateral en materia política, económica, social, científica y tecnológica, educacional y cultural, entre otras.

El Presidente de la República Federativa del Brasil invitó al Presidente de la República Argentina a realizar una visita de estado a Brasil en junio de 2023, mes en que se celebran los 200 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Argentina y Brasil, para que aprueben dicho Plan de Acción. El Presidente Alberto Fernández aceptó la invitación.

Convocaron a los Ministerios respectivos a mantener reuniones bilaterales para consolidar sus contribuciones a la elaboración del “Plan de Acción de Relanzamiento de la Alianza Estratégica Brasil-Argentina”. Asimismo, exhortaron a las agencias encargadas de los otros mecanismos de cooperación existentes a instrumentar reuniones con la mayor celeridad posible. 

Decidieron retomar los mecanismos de integración a nivel Presidentes: “Mecanismo de Alto Nivel de Cooperación y Coordinación Bilateral entre la República Argentina y la República Federativa del Brasil”, Cancilleres: “Mecanismo de Coordinación Política Argentina-Brasil a nivel Cancillerías” y Vicecancilleres.

Destacaron la importancia del comercio bilateral y el flujo recíproco de inversiones como vectores de desarrollo en los dos países. Subrayaron, en particular, la calidad del intercambio comercial, caracterizado por una gran proporción de productos de alto valor agregado.

Reafirmaron su compromiso con la intensificación de los flujos de comercio e inversión bilaterales, factores que jugarán un papel fundamental en la recuperación y dinamización de las economías de ambos países. En ese sentido, coincidieron en la importancia de promover los intercambios bilaterales y reducir y, en la medida de lo posible, eliminar, las barreras innecesarias al comercio.

Determinaron la reactivación de la Comisión Bilateral de Producción y Comercio, coordinada por el Ministerio de Economía de la República Argentina y el Ministerio de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios de la República Federativa del Brasil, con el objetivo de definir cursos de acción para promover un mayor acceso a los respectivos mercados y superar obstáculos al comercio bilateral, reiterando la necesidad de trabajar por una creciente convergencia regulatoria y la facilitación del comercio.

Expresaron su satisfacción con el encuentro empresarial realizado durante la visita, en el que los sectores público y privado enfatizaron los objetivos comunes de fortalecer la democracia, buscar el desarrollo sostenible, perfeccionar el ambiente de negocios en ambos países y profundizar la integración en el Mercosur y América del Sur.

Coincidieron en la necesidad de atraer inversiones que puedan integrar nuestras economías, de manera competitiva, en las nuevas cadenas globales de valor, así como generar renta y crear empleos de calidad. En ese sentido, enfatizaron la importancia de promover asociaciones público-privadas.

Destacaron igualmente el rol que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) puede desempeñar en favor del nuevo momento de la integración regional, a través de inversiones en infraestructura, economía del cuidado y desarrollo sostenible.

Expresaron su satisfacción por la profundización de la cooperación de larga data entre Brasil y Argentina en el sector aeronáutico, en particular en lo que respecta al suministro de aviones de nueva generación por parte de EMBRAER a Aerolíneas Argentinas.

Decidieron trabajar para eliminar las barreras sanitarias y fitosanitarias en el comercio bilateral y profundizar la cooperación y la integración entre el INTA y el EMBRAPA, ANVISA y ANMAT.

Se congratularon por la firma del Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Economía de la República Argentina y el Ministerio de Hacienda de la República Federativa del Brasil sobre Integración Financiera.

En materia de integración financiera y productiva, coincidieron en avanzar hacia una profundización de la relación bilateral con instrumentos que aumenten y faciliten el comercio sin obstáculos, a través de la ampliación del uso del sistema de moneda local (SML), incorporando el comercio de servicios y la implementación de líneas de crédito en reales para dinamizar el comercio bilateral y facilitar los flujos financieros en el sistema, aumentando la previsibilidad de las transacciones.

Acordaron iniciar estudios técnicos, incluyendo a los países de la región, sobre mecanismos para profundizar la integración financiera y mitigar la escasez temporaria de divisas, incluyendo mecanismos a cargo de bancos centrales. Compartieron también la intención de crear una moneda de circulación sudamericana en el largo plazo, con miras a potenciar el comercio y la integración productiva regional y aumentar la resiliencia a shocks internacionales

Instruyeron a sus equipos de trabajo a avanzar en acciones comunes a través del BNDES, el BICE y el Banco Nación, con el objetivo de financiar el comercio exterior y aumentar la capacidad de préstamos de los bancos de desarrollo latinoamericanos a través de sinergias entre la CAF y el FONPLATA.

Se comprometieron a evaluar conjuntamente, con sentido de prioridad y urgencia, el financiamiento de proyectos estratégicos de interés binacional, como el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

Instruyeron a sus equipos de trabajo a incentivar el desarrollo de proyectos relativos a la exploración off shore.

Determinaron la conformación de un Grupo de Trabajo coordinado por altas autoridades de ambos países para profundizar las discusiones sobre la integración energética bilateral, incluyendo el mercado de gas natural y las posibilidades de desarrollo conjunto del sector. 

En materia de transición energética, instruyeron a sus equipos técnicos el estudio de proyectos para potenciar encadenamientos y complejos productivos binacionales y regionales a partir del financiamiento, la confluencia en estándares comunes y las herramientas comerciales, con particular énfasis en los sectores de los biocombustibles, el hidrógeno, la hidroelectricidad y las energías eólica y solar, así como en las cadenas de litio.

Reafirmaron el interés en desarrollar los potenciales hidroeléctricos binacionales y acordaron reactivar el Comité Técnico Mixto (CTM), con el objetivo de retomar los estudios técnicos relativos a los emprendimientos binacionales, en el marco del Tratado para el Aprovechamiento de los Recursos Hídricos Compartidos de los Tramos Limítrofes del Río Uruguay y de su afluente el Río Pepirí-Guazú.

Acordaron impulsar un mercado sudamericano de energía y aumentar el intercambio de gas natural, de gas licuado de petróleo (GLP) y de energía eléctrica entre ambos países en el marco del Memorándum de Intercambio de Energía suscripto el 16 de noviembre de 2022, contribuyendo así a reforzar la seguridad energética. 

Coincidieron en fortalecer el Subgrupo de Trabajo de Energía del MERCOSUR (SGT-9), buscando promover sinergias con el Sistema de Integración Energética del SUR (SIESUR) e impulsar otras iniciativas relativas a la integración gasífera y de nuevas tecnologías, que podrían apoyar al SGT-9 con elementos relativos al diseño de políticas de intercambio de energía en el corto y largo plazo, incluyendo aspectos tributarios y mecanismos de apoyo en condiciones críticas de operación.

Señalaron la importancia de la entrada en vigor del Acuerdo para la Eliminación del Cobro de Roaming Internacional dentro del MERCOSUR e instaron a implementar el Acuerdo de reconocimiento mutuo de firmas digitales del MERCOSUR, que permitirá asegurar la autenticidad, confidencialidad, integridad y validez jurídica de documentos electrónicos intercambiados entre gobiernos, empresas y ciudadanos de los países del bloque.

Dispusieron consolidar el mecanismo de diálogo bilateral digital a fin de poder abordar particularmente cuestiones vinculadas con la conectividad, la gobernanza de internet, la inteligencia artificial, la ciberseguridad y ciberdelito, reconociendo la creciente importancia del desarrollo digital como un pilar fundamental para fortalecer la conectividad e integración entre ambos países y la región.

Reafirmaron el compromiso común con la visión de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información de construir una sociedad de la información centrada en la persona, integradora y orientada al desarrollo, en que todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir información y conocimientos, para que las personas, las comunidades y los pueblos puedan aprovechar plenamente sus posibilidades de promover su desarrollo sostenible y mejorar su calidad de vida, sobre la base de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y respetando plenamente y defendiendo la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Se congratularon por la firma de la Declaración Conjunta del Ministerio de Salud de la República Argentina y del Ministerio de Salud de la República Federativa del Brasil.

Instruyeron además a las áreas de salud de ambos países a abordar, en forma conjunta, diferentes líneas estratégicas priorizadas tales como la promoción de alimentación adecuada, saludable y sostenible a través de sistemas de sellos y advertencias nutricionales, regulación de la publicidad de alimentos y bebidas y otras iniciativas con igual objetivo; prevención de la resistencia a los antimicrobianos; salud mental; enfermedades desatendidas y endemoepidémicas y líneas de cuidado; gestión de riesgo sanitario y respuesta a brotes a través de la vigilancia sanitaria compartida mediante el desarrollo de inteligencia epidemiológica, con eje en los sistemas de información, la innovación tecnológica, la integración de los sistemas de salud y atención primaria de la salud entre otras.

Decidieron promover el intercambio y transferencia de tecnologías con interés de salud pública entre ambos países con el objetivo de generar un círculo virtuoso que permita avanzar en la autosuficiencia sanitaria. Así, celebraron la designación por la OPS/OMS de Argentina y Brasil como HUB regional para la producción para América Latina y Caribe de la vacuna de RNA mensajero contra la Covid-19, e instruyeron a sus ministras a trabajar en la ampliación de la Red Argentino-Brasileña para la Investigación y Desarrollo de Vacunas, con foco en las necesidades sanitarias de la población de la región y en un programa binacional específico de desarrollo conjunto para laboratorios públicos y privados con foco en medicamentos estratégicos fortaleciendo la convergencia regulatoria.

Determinaron fortalecer los mecanismos bilaterales específicos para hacer frente a las distintas modalidades de la delincuencia organizada transnacional como el tráfico ilícito de drogas, el delito de trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes y la fabricación y tráfico ilícitos de armas pequeñas, sus partes y municiones. Reafirmaron su compromiso en abordar el Problema Mundial de las Drogas desde un enfoque basado en la evidencia, integral, equilibrado entre las dimensiones de seguridad, salud pública, derechos humanos y la perspectiva de género, y en el marco de los principios de la responsabilidad común y compartida.

 Se comprometieron a fomentar la agenda regional de infraestructura física como un componente indispensable del fortalecimiento de la integración regional y sobre la base del trabajo comenzado en el marco del MERCOSUR y la agenda de COSIPLAN, como convocaron las autoridades competentes a promover proyectos bilaterales de interés mutuo con vistas a promover la integración productiva y logística.

Remarcaron la importancia de definir el futuro régimen de gestión y mantenimiento del Puente Santo Tomé - São Borja y su Centro Unificado de Frontera e Infraestructuras Conexas, antes del fin de la actual concesión, en agosto de 2023, dada la importancia que reviste dicho puente y su área de control integrado para el intercambio comercial de ambos países, manteniendo el alto estándar que la administración del paso posee actualmente, con tiempos expeditos que lo convierten en una opción eficiente para el transporte de carga. Coincidieron en coordinar conjuntamente todas las acciones necesarias para avanzar en la construcción del Puente San Javier-Porto Xavier. Asimismo, determinaron que los respectivos gobiernos tomarán las medidas necesarias para la revitalización y el regular mantenimiento del puente Uruguayana-Paso De Los Libres.

Manifestaron su voluntad de continuar trabajando en el desarrollo integral de la Cuenca del Plata y en el fortalecimiento institucional de los organismos regionales en el ámbito del Tratado de la Cuenca del Plata tales como el Comité Intergubernamental Coordinador de los Países de la Cuenca del Plata (CIC-Plata) y los órganos del Acuerdo de Santa Cruz de la Sierra sobre Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraguay - Paraná (Puerto de Cáceres – Puerto de Nueva Palmira). 

Asimismo, remarcaron la cooperación y los esfuerzos conjuntos para mitigar los efectos de las crisis hídricas.

Renovaron su interés por continuar fomentando la integración física y la conectividad entre el Atlántico y el Pacífico, incluyendo el ámbito del proyecto del Corredor Vial Bioceánico con el fin de dinamizar el comercio, las inversiones, la actividad empresarial y el turismo regional.

Ratificaron su compromiso con la profundización de la integración de los pueblos y la facilitación de la circulación de los nacionales de ambos países y, a tal fin, instruyeron a los organismos competentes evaluar y adoptar medidas concretas para mejorar la coordinación en los pasos fronterizos y Áreas de Control Integrado, en el marco de la Comisión de Cooperación y Desarrollo Fronterizo Argentina-Brasil (CODEFRO).

Se congratularon por la firma de la Carta de intención con motivo del proyecto de integración para la defensa Argentina-Brasil.

Expresaron su voluntad de profundizar la cooperación en materia de defensa, en especial en el sector de la industria para la defensa, el sector aeronáutico y los intercambios de formación de sus fuerzas armadas y determinaron revitalizar los mecanismos de diálogo, en especial el Mecanismo Permanente de Consulta y Coordinación en materia de Defensa y Seguridad Internacional (2+2) con los Ministerios de Defensa y las Cancillerías.

Manifestaron su interés de continuar con las negociaciones relativas a los Vehículos Blindados de Transporte de Personal 6x6 GUARANI, y en la colaboración de otros sistemas de armas.

Acordaron continuar los ciclos de planificación y ejecución del Ejercicio Binacional “Operación Arandú”, en sistema de rotación entre los dos países, con vistas al intercambio de experiencias profesionales, en el ámbito de la Doctrina Militar Combinada en operaciones convencionales y el fortalecimiento de lazos de amistad y cooperación entre las fuerzas armadas.

Acordaron impulsar un ámbito de Diálogo Oceánico Bilateral para robustecer la cooperación entre ambos países y la coordinación en foros multilaterales, así como en promover el intercambio de buenas prácticas y el fortalecimiento de sus capacidades en materia de conservación y uso sostenible de los recursos y de investigación científica marina.

Consideraron fundamental el proceso de reactivación y revitalización de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (ZPCAS), así como la necesidad de su preservación de tensiones políticas extrarregionales, como plataforma para promover proyectos de cooperación teniendo particularmente en cuenta a la importancia geopolítica y estratégica del Atlántico Sur. En tal sentido, destacaron la oportunidad que otorga la Octava Reunión Ministerial de ZPCAS, prevista para abril de este año en Mindelo, Cabo Verde.

Reconocieron la importancia de fortalecer el Sistema del Tratado Antártico con el objetivo de consolidar a la Antártida como un área dedicada a la paz y a la ciencia. En este sentido, celebraron la profundización del diálogo bilateral antártico y se congratularon por la firma del Acuerdo de Cooperación Antártica con miras al desarrollo de nuevos proyectos científicos de interés común y al fortalecimiento de la cooperación bilateral científica y logística antártica.

Convinieron en reimpulsar la cooperación bilateral y los proyectos conjuntos en los usos pacíficos de la energía y tecnología nucleares, que constituye un patrimonio común irrenunciable de la alianza estratégica entre la Argentina y el Brasil y es un objetivo permanente de las políticas exteriores de ambos países. En ese sentido, destacaron la importancia de la experiencia de la asociación bilateral en la construcción del Reactor Brasileño de Propósitos Múltiples (RMB) y de Reactor Argentino Multipropósito (RA-10). Destacaron el papel central de la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC) en la construcción de confianza mutua e internacional que, a través de un esquema único de inspecciones cruzadas junto con las salvaguardias en el marco del Acuerdo Cuadripartito demuestra al mundo la inquebrantable vocación pacífica, que anima a los respectivos programas nucleares de ambos países. Destacaron, también, la importancia de los mandatos sucesivos de la Argentina y el Brasil en la presidencia del Grupo de Suministradores Nucleares (NSG) en los bienios 2021-22 y 2022-23, respectivamente, que reflejan las contribuciones de ambos países para la no proliferación nuclear.

Se comprometieron a reactivar el Grupo de Trabajo Conjunto Argentino Brasileño sobre Cooperación Espacial (GTC) a fin de contar nuevamente con un mecanismo específico para el tratamiento de los temas espaciales, tanto en el ámbito bilateral como para la coordinación de posiciones en foros multilaterales, y avanzar en la concreción del proyecto satelital SABIA-Mar, que prevé la puesta en órbita de dos satélites (uno argentino y otro brasileño) para realizar estudios oceanográficos y costeros. 

Se congratularon por la firma del Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la República Argentina y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la República Federativa del Brasil sobre Cooperación Científica en Ciencias Oceánicas así como del Programa Binacional Argentino-Brasileño en Ciencia, Tecnología e Innovación de Cooperación entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la República Argentina y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la República Federativa de Brasil – 2023-2024.

Ratificaron su apoyo al desarrollo de proyectos científico-tecnológicos en el marco del Centro Latinoamericano de Biotecnología (CABBIO) y del Centro Argentino-Brasileño de Nanotecnología (CABN) y acordaron impulsar una agenda común de nuevos proyectos en el campo de la ciencia y la tecnología e instaron a los ministerios de ciencia y las cancillerías a impulsar dicha agenda. En este sentido, instaron a apoyar sectores estratégicos como el espacial, con énfasis en observatorios, telescopios, satélites meteorológicos y mecanismos regionales de cooperación; el sector de las tecnologías de la información y la comunicación, tendientes a construir una estrategia binacional conjunta en inteligencia artificial, ciencia de datos e industria 4.0; el sector de ciencia y tecnología cuántica a través del impulso de un programa binacional con aplicaciones en distintas industrias; el sector de la investigación oceánica y marítima a través de la promoción de una estrategia conjunta en científico-tecnológica que permita articular los programas “Pampa Azul” en Argentina y “Ciencia en el Mar” en Brasil; el sector de empresas de bases tecnológica (startups), con el objetivo de profundizar la integración de los ecosistemas de innovación de los países. 

Determinaron avanzar en colaboraciones efectivas para promover la innovación tecnológica aplicada a sectores productivos estratégicos como agroindustria, salud, sector espacial con énfasis en el área de desarrollo satelital, sector nuclear, biotecnología y nanotecnología aplicadas y transición energética, asumiendo que el conocimiento se ha constituido en la fuente de riqueza más relevante para impulsar un desarrollo inclusivo, con oportunidades de empleo de calidad y para favorecer el ascenso social.

Acordaron impulsar un nuevo programa de cooperación técnica bilateral, en el que se definan los próximos proyectos a implementar en áreas de interés mutuo tales como: digitalización, salud, medio ambiente, cambio climático, creación de resiliencia y gerenciamiento de riesgos y desastres, asuntos fronterizos, derechos humanos y género, conservación y uso sostenible de recursos marinos y turismo. Dicho programa también incluirá proyectos de cooperación triangular, en especial en el área de seguridad alimentaria y nutricional, para ser implementados en la región. 

Coincidieron en profundizar los esfuerzos en materia de cooperación humanitaria para el fortalecimiento de la respuesta a emergencias y desastres de origen hidrometeorológico -por ejemplo, las inundaciones- como parte del mandato del Grupo Asesor Internacional de Operaciones de Búsqueda y Rescate de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Además, constataron con satisfacción las numerosas donaciones de vacunas y otros insumos humanitarios efectuadas por ambos países en respuesta a situaciones de emergencia, coincidiendo en la importancia de su continuidad en la medida de las necesidades y posibilidades.

Promovieron también el compromiso de dinamizar la cooperación educativa, reconociendo sus sinergias con la cooperación cultural, tanto el ámbito bilateral como en el regional, acordando, asimismo, la celebración de una reunión entre ambas Cancillerías en el primer semestre 2023, a fin establecer un programa de acción bilateral en materia educativa, en consulta con los respectivos ministerios de educación y a otras instituciones involucradas.

Expresaron su compromiso con la promoción del intercambio cultural y reafirmaron el papel fundamental de la cultura como elemento de desarrollo económico, fortalecimiento de la identidad y construcción de ciudadanía. En ese sentido, determinaron que las autoridades culturales nacionales de ambos países retomen el intercambio de experiencias en políticas públicas y fortalezcan las principales instancias del Mercosur Cultural.

Acordaron restablecer los encuentros técnicos de Consultas Bilaterales en materia de derechos humanos a los fines de retomar el histórico trabajo conjunto de nuestros países en esta materia, con particular énfasis en políticas de igualdad para las mujeres y LGBTI+.

Acordaron continuar trabajando para avanzar en la cooperación y el diálogo en temas consulares y migratorios, tanto de manera bilateral como a través del Mecanismo de Cooperación Consular entre Estados Miembros del MERCOSUR y Estados Asociados. En ese sentido, impulsaron la realización de una reunión bilateral entre las autoridades consulares de las respectivas cancillerías, para el intercambio de información y experiencias sobre asistencia a sus nacionales en el exterior y en temas migratorios, en el primer semestre de 2023.

Señalaron la importancia de la dimensión social del MERCOSUR como proyecto amplio y profundo de integración que tenga impacto concreto en la vida de las personas. En ese sentido, resaltaron que el diálogo constante con la sociedad civil y con los movimientos sociales fortalece la integración.

Resaltaron su compromiso con la mejora continua del Mercosur, el proceso regulatorio del bloque y la calidad de las normas armonizadas como instrumento para intensificar la participación en el comercio internacional, atraer inversiones y profundizar la integración regional, mejorando la previsibilidad y la seguridad jurídica; aumentar la participación social y la transparencia; y aumentar la competitividad industrial con contornos modernos y sostenibles en su marco regulatorio.

Acordaron la importancia de buscar dar seguimiento al proceso de adhesión del Estado Plurinacional de Bolivia al MERCOSUR, a la luz del Protocolo de Adhesión de Bolivia al MERCOSUR y de la Decisión CMC 20/19 que determina que la participación de un nuevo miembro estará fundada en el principio de reciprocidad de derechos y obligaciones entre los Estados Partes. 

Reiteraron su compromiso con el Protocolo de Ushuaia, y su disposición de trabajar constructivamente para el futuro regreso de la República Bolivariana de Venezuela a las instancias del MERCOSUR.

En materia de relacionamiento externo del MERCOSUR, coincidieron en la importancia del bloque como plataforma de inserción regional y global de los países miembros y reiteraron la necesidad de respetar la política comercial del bloque y lo acordado en el Tratado de Asunción y el Protocolo de Ouro Preto, conduciendo negociaciones de manera conjunta para potenciar las capacidades productivas y científico-tecnológicas del bloque, y ampliar las posibilidades de incremento del comercio  y de la generación de empleo.

Ratificaron el compromiso de trabajar en los asuntos pendientes de la negociación del MERCOSUR con la Unión Europea (UE) con miras a asegurar un equilibrio de las negociaciones que tome en consideración las fuertes asimetrías entre los bloques y promover así el desarrollo económico y social de todos los países involucrados. Expresaron preocupación por las recientes medidas unilaterales proteccionistas europeas, amparadas bajo supuestas preocupaciones ambientales, que pueden afectar el equilibrio del acuerdo. También señalaron la necesidad de seguir contando con un dialogo fructífero y con instrumentos de cooperación económica efectiva para evitar que las iniciativas en curso de la UE, en particular en el marco del Pacto Verde y los nuevos compromisos sobre sostenibilidad ambiental, afecten negativamente los equilibrios necesarios para incrementar el bienestar económico y social de ambos bloques. Coincidieron, además, en la conveniencia de dar continuidad a las negociaciones de otros acuerdos comerciales de la agenda externa del MERCOSUR que se encuentran próximos a la conclusión y firma.

Renovaron, en el contexto del acortamiento de las cadenas de valor, su compromiso con la consolidación de la integración del bloque con los países de América del Sur y la extensión del relacionamiento del MERCOSUR a los países de América Central y el Caribe. Los Presidentes también coincidieron en la importancia de profundizar el relacionamiento externo del MERCOSUR, en el marco de una consolidación del comercio Sur – Sur.

Se comprometieron a comenzar un proceso de diálogo a nivel presidencial con los países de la región hacia el relanzamiento de UNASUR e instruyeron a sus cancilleres a realizarlo a su nivel tomando las acciones necesarias.

Expresaron su intención de reanudar el diálogo entre América del Sur y los países africanos mediante la promoción de una cuarta edición de la Cumbre América del Sur-África.

Manifestaron su voluntad de impulsar los diálogos necesarios para la realización de una nueva Cumbre de Países Sudamericanos y Árabes (ASPA) a la brevedad posible.

Celebraron la reincorporación de Brasil a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y su participación en la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, como una muestra del compromiso de Brasil con la unidad y el trabajo conjunto en la región.

Reafirmaron su alianza estratégica como integrantes del mismo grupo negociador en el marco de las negociaciones bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y destacaron la importancia de reforzar los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático en línea con los principios equidad, de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, y las capacidades respectivas. Celebraron la adopción del Marco Global de la Biodiversidad de Kunming-Montreal en la COP-15 del Convenio sobre Diversidad Biológica, realizada en diciembre de 2022. Renovaron su apego a la implementación de políticas para la conservación de la biodiversidad, su uso sostenible y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del uso de recursos genéticos en cualquier formato, incluyendo información digital de secuencias sobre recursos genéticos (DSI), y destacaron que los tres pilares del Convenio deben ser implementados de manera equilibrada e integrada. Resaltaron la necesidad de promover la plena implementación de las obligaciones de los países desarrollados de proveer medios de implementación adecuados a los países en vía de desarrollo bajo el marco del Convenio, incluso mediante la creación del Fondo Global para la Biodiversidad. Asimismo, recalcaron la importancia de erradicar la pobreza de las comunidades dependientes de la biodiversidad. 

Resaltaron su apoyo a la candidatura de la ciudad de Belém (estado de Pará/ Brasil) como sede de la COP 30, en 2025, y destacaron su voluntad de trabajar colectivamente para que dicha COP sea ambiciosa, inclusiva y exitosa, una COP que fortalezca el régimen multilateral de cambio climático y promueva la convergencia hacia las metas establecidas por la Convención y su acuerdo de Paris, con atención a las responsabilidades comunes pero diferenciadas de cada parte, una COP que fomente el espíritu de solidaridad entre las naciones y que reafirme el imperativo del desarrollo sostenible como derecho de los pueblos en desarrollo.

Defendieron el multilateralismo como principio político fundante de todo orden regional y global y se comprometieron a trabajar mancomunadamente para asegurar su vigencia y lograr que las necesidades, desafíos y posibilidades de nuestros países sean receptados en los foros globales.

Subrayaron la importancia de respetar la preeminencia del derecho internacional, incluyendo el derecho internacional humanitario y los derechos humanos, y el apego a todos los principios de la Carta de las Naciones Unidas, remarcando la obligación internacional de respetar la soberanía de los Estados y su integridad territorial. En ese sentido, manifestaron que la negociación y la diplomacia son las mejores soluciones para los conflictos y siempre preferibles para garantizar la paz y seguridad internacionales.

Acordaron avanzar en la cooperación amplia e integral en el marco del G20 durante la actual Presidencia india en 2023. La Argentina expresó su pleno respaldo y apoyo a la próxima Presidencia de Brasil del G20 en 2024, visualizada como una gran oportunidad para fortalecer las prioridades de los países en desarrollo, específicamente de América Latina y el Caribe. Brasil y Argentina comparten la visión de que el G20 es el principal foro de diálogo y cooperación estructural en temas económicos, financieros y de desarrollo. Trabajarán para que el Grupo contribuya cada vez más a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Subrayaron su voluntad para estrechar el trabajo conjunto en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en los temas de interés mutuo tales como comercio y medio ambiente, seguridad alimentaria global, pesca, propiedad intelectual, salud y facilitación de inversiones financieras. A su vez, coincidieron en que la reforma de la OMC es fundamental para fortalecer todas sus funciones y la confianza en el sistema multilateral de comercio y se comprometieron a entablar discusiones constructivas para la presentación de propuestas a la XIII Conferencia Ministerial. 

Reiteraron su compromiso con el estado de derecho en Perú y lamentaron los enfrentamientos que han dejado muertes y daños materiales en ese país. Hicieron un llamado a todos los peruanos a retomar el diálogo y construir consensos. Asimismo, expresaron su preocupación por la situación del expresidente Pedro Castillo, en particular su prisión preventiva por un período prolongado.

Reafirmaron su compromiso con la solución de la crisis multidimensional que vive Haití, con la convicción de que la solución a esta crisis debe ser liderada por los haitianos, teniendo en cuenta sus propios objetivos y necesidades. Coincidieron en que el deterioro del cuadro de seguridad es la preocupación más grande a corto plazo, que amerita una atención prioritaria. Consideran que el diálogo amplio e inclusivo entre los diferentes sectores del espectro político es fundamental para superar los desafíos políticos. Reiteran la necesidad de que se celebren elecciones presidenciales y legislativas lo antes posible.

Manifestaron su profunda preocupación por la escalada de violencia en Palestina y renovaron su apelación a obtener una solución justa, pacífica y definitiva del conflicto palestino-israelí. Reafirmaron su apoyo al derecho del pueblo palestino a constituir un Estado libre e independiente, dentro de las fronteras existentes en 1967, así como el derecho del Estado de Israel a vivir en paz junto a sus vecinos, dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas. En ese contexto, hicieron un llamado al pleno respeto de los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.

Expresaron su preocupación por la agresión a Ucrania y sus graves consecuencias humanitarias y para la paz en Europa. Observaron que el conflicto genera efectos negativos sobre la seguridad energética y alimentaria mundial, agravados por la aplicación de sanciones unilaterales, que imponen dificultades adicionales a las economías de todo el mundo. Reiteraron su llamado al cese inmediato de las hostilidades y al pleno respeto de la Carta de las Naciones Unidas, instando a todas las partes a participar en esfuerzos diplomáticos que conduzcan a un arreglo negociado pacífico.

El Presidente de la República Federativa del Brasil renovó el respaldo de su país a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, relativa a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. El Presidente Fernández agradeció el permanente apoyo de Brasil a la posición argentina en la Cuestión de las Islas Malvinas, reflejado en la posición tradicional de Brasil sobre los acontecimientos de 1833 y en las numerosas declaraciones adoptadas en los foros regionales y multilaterales en los que ha sido tratada. Afirmaron que la presencia militar del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes es contraria a la política de la región de apego a la búsqueda de una solución pacífica de la disputa de soberanía y reiteraron su rechazo a tal presencia así como a la realización de ejercicios militares que vulneran las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, especialmente la Resolución 31/49.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva agradeció al presidente Alberto Fernández, en su nombre y de su delegación, por la hospitalidad argentina en su primer viaje internacional desde su asunción el 1 de enero de 2023.